domingo, 2 de marzo de 2008

¿En serio?


Ante mi estaba Amelia, aquella novia de adolescencia se había convertido en una hermosa mujer. A sus 39 años, (le llevo 3) lucía más atractiva que antes. Aún me seguían gustando sus hermosos ojos color avellana y su dentadura perfecta. La veo casi igual a cuando fue mi chica, sólo que con unos cuantos años más.

La noche transcurrió de lo más amena. Ustedes saben que siempre que hay reuniones de ex-compañeros, siempre se tienen muchas cosas que contar y recordar. Así pasaron dos horas sin sentir. Roberto y los otros quisieron ir a otro lugar y tomarse unas copas. Fue aquí cuando me disculpé y les dije que yo no podía ir ya que no quiero más contacto con los brandies.

Ellas también declinaron a la invitación y fue aquí cuando les propuse llevarlas a sus respectivas casas.

Obviamente, primero llevé a Odeth quien es casada y madre de dos niños. Amelia la acompañó (como se acostumbraba en los años ochenta) hasta la puerta de su hogar y se despidieron. Cuando subió al auto, me encontraba con un cosquilleo en todo mi cuerpo, la volvía a tener para mi, sin nadie más.

Dimos unas vueltas en el auto hasta que nos estacionamos en uno de los tantos lugares discretos que tiene mi ciudad. Platicamos largo rato y me contó que no se había casado por atender a su madre enferma. Que no se había dado tiempo para el amor y ahora ya sentía que estaba pagando las consecuencias a tal dedicación.

Como no queriendo la cosa, entre plática y plática, nuestras manos se rozaban, yo a veces le acomodaba el cabello y ella se dejaba hacer. Todo funcionaba a la perfección. Me volví a sentir un joven de veinte años. Hacerle la corte a una mujer es algo que ya se me había olvidado. Y ahí estábamos los dos, solos y sin testigos, listos para lo que viniera.

Poco a poco me acerqué a ella y mis labios rozaron su mejilla, muy cerca de su boca.

Ella se dejó en un principio pero luego me dijo algo que me dejó frío:

-"Ya no estoy en edad de perder el tiempo, veo que tú vas muy rápido en algo que tal vez también yo quiero, pero...¿estás dispuesto con el tiempo a casarte conmigo?"

Pensé que bromeaba, me volví a sentar correctamente en el asiento del auto y la miré fijamente.

-"A ver, a ver, ¿estás bromeando verdad?" Le atiné a decir.

-"No, es en serio, sólo contéstame"...



14 comentarios:

Yayi dijo...

Hola! Y?? Q piensas hacer?? Yo creo q si la vida los ha vuelto a encontrar es por algo... Beso!

Lizeth dijo...

Parece que ella es una buena persona, si al reanudar su amistad y tratarse màs, se dan cuenta de que podrìan ser felices juntos, creo que esta bien que te pregunte eso ¿Estarìas dispuesto a casarte?.
Que Dios te de sabidurìa para tomar la decisiòn correcta.

"37:4 Deléitate asimismo en el Señor,
Y él te concederá las peticiones de tu corazón.
37:5 Encomienda al Señor tu camino,
Y confía en él; y él hará."
. Salmos 37:4-5

Azucena dijo...

GGGG. La mujer que sacrifica las relaciones personales por una madre, resulta una buena hija, una buena esposa, y mejor madre, pero tu decides, en cuanto a tu persona hasta ha resultado benéfico para ambos. "¿En serio?". Saludos de TRAPOS SUCIOS

Nais dijo...

Y que contestaste??
Cuenta que paso.
Besos.

Nais dijo...

Nene cuenta yaaaaaaaaaaa

difusa dijo...

Hola! Ficción? o
Y ??????

FENIX dijo...

Le contestó que si verdá compa, verdá que sí ?

el destino no se equivoca, tal vez por éso los volvió a reunir... sigo al pendiente de su historia...

un abrazo !!!

El extraño mundo de Laury Paris dijo...

NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO NO ME DEJES ASIIIIIIIIIIIIIIIII QUE PASOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO???

ESTA REBUENO ESTE BLOG!!!
GRACIAS POR LA INVITACION!!!

Desde hoy me declaro seguidora!!!

Angélica dijo...

Glup! pero si ella iba más rápido que tú. ¿Y qué pasó después? Me quedé metida. Tampoco sé tu situación civil. Creo que en tu lugar cualquiera se habría puesto serio. Esperaré a ver qué pasó.

CASACELIS dijo...

Todo de maravilla, todo a la perfección y de repente...

Y , ¿cual sería tu respuesta?

Agatha Blue* dijo...

... La vida es una noria... hay veces que la gente se baja, pero en mitad de otro viaje, vuelve a subir... y siempre, es por algo.

Gracias por la visita a mi Blog.

Te linckeo.

Agatha Blue*

Micaela Riberaz dijo...

Convivan lo más que puedan, conózcanse lo mejor posible. Tienen por delante para hacer bien las cosas. No te atormentes de más.

Tomemos en cuenta que solo se vive una sola vez y no hay mucho tiempo para tener miedo. Es tu oportunidad ahora, no la dejes pasar, atrévete, a sentir y a vivir suerte. BYE BYE

Jorge dijo...

en la madreee! sigo leyendo!

pd. esto está mejor que mi novela de las 9pm jaja

saludos!

DIVA dijo...

Wow!!..lei tu historia, te has de sentir ¡Feliz!...me paso algo similar, apreciò un ex novio en escena, me localizo en google después de 4 años ...esto es quizás una señal ¡¿no?, hace un rato que no te leía, no sé si sigues visitando mi blog, ojala que sí. saludos.